¿Reducir costes en gestión de pedidos es posible?

Reducir costes en pedidos

El departamento de compras en cualquier empresa tiene como uno de sus principales objetivos reducir costes y riesgos. El equilibrio óptimo entre costes, productividad y competitividad depende de una serie de factores, entre los que se encuentran el método que se está empleando en la empresa para el aprovisionamiento, la administración del stock, la demanda interna y externa o la discordancia entre el ritmo de generación de productos y el de ventas.

La gestión de compras, si desea reducir costes, debe centrarse entre otras cosas en mejorar su capacidad de distribución, su capacidad para prever las fluctuaciones de oferta y demanda de stock y en optimizar sus métodos de transporte, ya que de éstos depende en gran medida que el producto se entregue lo más eficientemente posible para la empresa.

 

¿Cuáles son los gastos que se deben reducir para un correcto aprovisionamiento?

Aunque esto depende en gran medida de la situación propia y concreta de cada empresa y de su modelo de abastecimiento, el desafío pasa por monitorizar y en la medida de lo posible reducir estos cinco tipos de gastos:

  • Costes de almacén: son aquellos relacionados con el personal y las instalaciones. En el cálculo de estos gastos también deben incluirse otros como el riesgo de deterioro o robo, la obsolescencia, el coste de oportunidad del capital o los seguros que se deben contratar.

  • Costes de aprovisionamiento: hacen referencia a los gastos que conlleva el lanzamiento de un pedido de abastecimiento, incluidos los de su emisión y los de su recepción.

  • Costes de rotura de stock: surgen cuando la empresa no dispone de mercancías suficientes para la demanda que existe en un determinado momento, situación que suele producir la pérdida de un cliente (y que probablemente recurrirá a la competencia).

  • Costes de demanda insatisfecha: son aquellos referidos al coste de pérdida de imagen producido por un mal servicio a uno o varios clientes, y debido a su carácter intangible estos costes suelen ser muy difíciles de cuantificar.

  • Movimiento rápido de suministros: el almacenamiento tiene un coste económico que debemos evitar en la medida de lo posible. Es por ello, que siempre que nos sea posible, debemos reducir el tiempo en el pedido y la entrega para reducir costos, a través de la optimización del transporte y la mejora de la capacidad de distribución.

 

Cuál es el modelo a seguir en Compras 4.0

En el panorama actual, las compras en una empresa deben ser monitorizadas y gestionadas utilizando programas de compras diseñados específicamente a tal efecto, y que ofrecen a la empresa la posibilidad de llevar a cabo todas las tareas de gestión de pedidos para las que antes se requería de personal, de tiempo y de dinero de manera automatizada y mecánica (reduciéndose así todo tipo costes de gestión de pedidos).

La tecnología aplicada a los procesos logísticos debe tener como principal objetivo optimizar los procesos y reducir costes, sin embargo, también puede ser el punto de partida para crear una cultura “lean” dentro de la empresa. En ese sentido, es esencial buscar a un proveedor tecnológico que cuente no sólo con la infraestructura necesaria, sino que tenga la capacidad de ofrecer soluciones alineadas a la competitividad del negocio.

Descubre más en nuestro ebook gratuito “Compras 4.0” Descárgalo aquí.

admin2
Share
This

Deja tu comentario