Todo lo que un buen director financiero debería saber

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

¿Sabías que la figura del director financiero en las empresas tiene más peso del que crees? El trabajo que realizan va más allá de lo contable. Se encargan de batallar por sacar a flote la complicada situación financiera en la que se encuentran actualmente muchas empresas.

Son expertos en liderazgo, negocios y en trabajar rodeados de riesgos. Están en continua formación y cuentan con una larga experiencia a sus espaldas. Se adaptan a las necesidades de cada empresa y saben qué metodología es la mejor para cada situación. 

Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Un puesto tan importante como el de director financiero tiene una lista de habilidades imprescindibles. ¿Quieres descubrirlas? Hoy te lo contamos todo.

 

Funciones básicas de un director financiero

 

Si eres el director financiero de alguna empresa, déjame contarte que tienes que tener en cuenta ciertos objetivos: supervisar y administrar cualquier tipo de análisis financiero. Además, debes ser capaz de desarrollar una estrategia financiera óptima que minimice los costos y maximice los beneficios.

Por otro lado, y no menos importante, debes tomar las decisiones relacionadas con el presupuesto y la planificación financiera. 

Entre tus funciones deben encontrarse:

  • Organización de las tareas contables, administrativas y financieras.
  • Controlar el presupuesto al realizar las compras y controlar que no haya movimientos raros o desviaciones no autorizadas. 
  • Controlar los costes y gastos con especial atención en cada compra. 
  • Realización de una previsión de pagos y cobros de modo que la empresa tenga liquidez y pueda estar preparada para asumir los pagos a corto y largo plazo. 
  • Llevar a cabo todo el análisis financiero de la empresa. 
  • Investigar y expandirse hacia nuevos mercados.

 

Un buen director financiero debe:

Un director financiero no solo tiene que tener una larga trayectoria en el sector sino las cualidades necesarias para que la empresa evolucione y se adapte correctamente a cada situación. 

Estas habilidades influyen en la situación financiera de la empresa, marcando cómo se gestionan dichas situaciones y la probabilidad de éxito o de fracaso.

 

Analizar los cambios y adaptarte a ellos

¿Cómo ibas a ser un buen director financiero sin ser consciente de que el sector  empresarial está en continuo cambio? Por ello hay que saber mirar más allá del horizonte y ser consciente de que ¡los cambios no son problemas, sino oportunidades!

Trabajar mano a mano con los cambios brindará a tu empresa la oportunidad de ser más flexible y adaptarse rápidamente a cualquier situación. 

Si las cosas están empezando a cambiar, el director financiero debería observar cómo implementar una nueva estrategia y sacarle la mayor rentabilidad posible para la empresa.

 

Tener capacidad para gestionar el riesgo

Cuando una empresa empieza a crecer no solo aumentan sus clientes y oportunidades, sino también la probabilidad de que surjan nuevos problemas y situaciones de crisis. El riesgo es inevitable. 

El director financiero tiene que estar preparado para poner en marcha ciertas metodologías que ayuden a minimizar y gestionar situaciones complicadas

 

Debe tener una visión estratégica que permita evaluar el grado de riesgo posible y dar con una solución adecuada. De ese modo, aunque los problemas siempre vayan a existir, la empresa estará preparada para hacerles frente y la probabilidad de fracaso será mucho menor.

 

Saber cómo negociar y liderar

¿Eres un buen líder y un negociador nato? Entonces sí eres un buen director financiero. Frente a lo que muchos puedan creer al hablar de un cargo tan alto, esto no significa ser una persona autoritaria. Más bien es ser consciente de la responsabilidad que tiene este trabajo y de establecer las mejores relaciones laborales posible

Aunque es importante ser firme en las decisiones, cualquier buen empresario sabe que el liderazgo no debe ser fruto del miedo sino de la confianza, el respeto y las ganas de trabajar.

En equipo todo es más fácil. Por eso hay que trabajar en que la comunicación sea bidireccional. Esto ayudará a poder delegar tareas en otros trabajadores y hacer los procesos mucho más eficientes.

Por otra parte, ser buen negociador no solo ayudará a establecer mejor las relaciones laborales. Muchas veces el mundo de las finanzas es una negociación constante y saber negociar será la diferencia entre tener un servicio excelente y uno normal. Debes buscar los mejores proveedores, clientes, socios y consolidar alianzas que sean favorables para tu empresa, pero de un modo sutil y poco intrusivo. 

 

Aprender a gestionar y retener el talento

Para ser un buen director financiero no solo es importante crear un buen clima de trabajo sino que debes aprender a gestionar las motivaciones de tu equipo observando y analizando a cada trabajador. Sus fortalezas, metas, preocupaciones… todo eso hay que tenerlo claro para tener un equipo eficaz. Un equipo feliz es un equipo productivo.

Tu equipo no está formado por máquinas, sino por personas. Tienes que ser capaz de entender que cada uno tiene una vida con sus propios problemas y motivaciones. No olvides intentar comprender qué pasa por su cabeza para así guiar su trabajo de modo que saquen partido a sus habilidades. 

¡Esta es la única forma de que tanto el trabajador como tú estéis contentos!

 

Tener una visión 360 de la empresa

¿Sabías que cada vez son más las empresas que optan por contratar directores financieros que hayan trabajado en otros departamentos de la empresa?

¿El motivo? Conocen a la perfección los entresijos del negocio. 

Un director financiero debe tener una visión global de la empresa y todos los aspectos relacionados con ella, como su mercado. De este modo el trabajo será mucho más eficiente ya que se pueden tomar las decisiones basadas en un contexto, adaptar las estrategias y anticiparse a posibles crisis o movimientos inesperados. 

Los directores financieros son una parte imprescindible de cualquier empresa. Cualquiera que quiera trabajar en este puesto debería tener de forma innata estas habilidades. 

 

En Avanti queremos ayudarte

 

Ahora que ya conoces todo lo que un buen director debería tener en cuenta, desde Avanti Lean estamos para ayudarte. Contamos con un equipo de profesionales dispuestos a aportar un valor añadido a tu negocio. ¡Si no haces nada, tu competencia ya lo está haciendo!

También debes saber que en Avanti Lean contamos con los mejores profesionales y queremos ayudarte aportando valor añadido a tu negocio. Además, contamos con muchas empresas que han apostado por nuestros servicios para alcanzar el éxito como: Compass Group, Jamones Arroyo, Banca March,  Grupo Interbus, Aegon CBRE Global Investors o Tessi Diagonal. Si quieres conocer en profundidad uno de nuestros casos sobre optimización de costes financieros haz click aquí.

Si tienes cualquier duda o quieres saber más sobre nuestros servicios no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte a hacer crecer tu empresa.

 

Recibe las últimas novedades y consejos

Suscríbete a nuestra newsletter

Sin spam, solo contenido de tu interés

¡Una pregunta muy rápida!

¿Quieres probar nuestra Demo gratuita de la plataforma de compras Avant+?

Prueba Gratis