Qué Exigir al Banco para asegurarte el Éxito en la Negociación

Las relaciones con un banco desde una perspectiva profesional, necesitan de un conjunto de estrategias, tácticas y actitudes que nos lleven a lograr nuestros objetivos de financiación y servicios bancarios, al menor coste posible, y a través de relaciones duraderas que nos asegure que vamos a cubrir nuestras necesidades a medio y largo plazo.

La relación que establecemos con una o varias entidades bancarias debe ser similar a la que mantenemos con nuestros proveedores habituales, ya que, en efecto, el banco es un proveedor de productos y servicios de carácter financiero además de actuar como cliente al captar nuestros fondos a cambio de unos intereses.

Así, del mismo modo que vamos a negociar la contratación de un servicio por el que tendremos que pagar intereses y comisiones, el banco obtiene una serie de beneficios que la empresa le proporciona, y por los que debemos negociar también una retribución.

En este sentido, la información y el conocimiento general del negocio bancario nos permiten afrontar la relación estableciendo una estrategia de contratación que desarrolle nuestra política de compras y pactando unas medidas de actuación revisables como hacemos con la certificación de cualquiera de nuestros proveedores.

Los conceptos en los que actuamos como proveedor de servicios al banco son, por ejemplo, los ingresos de cheque en cuenta corriente en los que no debemos permitir que nos cobren comisión. También los impuestos y seguros sociales, en los que deberemos pedir que nos paguen parte del beneficio que obtengan con ellos, pagos por Confirming, etc.

El banco analizará tanto la solvencia y los estados financieros de nuestra compañía como las garantías de nuestra actividad, fijándose en el valor de realización de los activos en caso de cese de la actividad así como en la profesionalidad de sus gestores.

Algunos de los factores que pueden determinar el éxito de nuestra negociación con el banco serán nuestra capacidad de endeudamiento desde la óptica bancaria así como el nivel de endeudamiento que tengamos actualmente. También la capacidad para asumir situaciones urgentes de tesorería negativa o la disponibilidad financiera.

En Avanti Lean negociamos para nuestros clientes desde el conocimiento en todo momento de las alternativas que ofrece el mercado, tanto financieras, como no bancarias. Eso nos permite conocer qué proveedor es el más óptimo según la tipología de producto financiero a contratar.

Con este conocimiento, el asesoramiento de una compañía especialista en Optimización de Costes como Avanti Lean y una herramienta adecuada de negociación como avant+, podemos ayudarte a abordar con más garantías la negociación con las entidades financieras.

¿TE GUSTAN NUESTROS ARTÍCULOS?

Suscríbete al Newsletter de Avanti Lean, y recibe gratis ebooks y nuevos contenidos sobre el área de compras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies