Aspectos clave para mejorar el cash flow en el sector de alimentación (o en cualquier otro) en tiempos de crisis

Mejorar el cash flow en el sector de alimentación

Compartir

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Mejorar el cash flow en el sector de alimentación, o en cualquier otro es, quizá, uno de los mayores desafíos a los cuales se están enfrentando en la actualidad los CFO’s españoles, quienes han tenido que buscar alternativas a corto plazo para impulsar el incremento de la productividad, que es un asunto que le puede permitir una mejora sostenida en la rentabilidad de la empresa.

En España, el sector de alimentación y bebidas, según la última Estadística Estructural de Empresas del INE, es el primera rama de la industria manufacturera con 113.593,07 M€ de valor de la producción. Esta cifra representa:

  • El 2,5% del PIB (en V.A.B.),
  • El 24,8% del sector industrial,
  • El 18% de las personas ocupadas, y
  • El 15,5% del valor añadido.
El número de empresas de la industria de alimentación y bebidas asciende a 31.342, según los últimos datos del Directorio Central de Empresas del INE, para un 15,1% de toda la industria manufacturera.

 

Es importante tener presente estas cifras para calcular el impacto que puede causar a todas esas empresas el no poder aliviar las presiones de cash flow que se hacen presentes cuando la compañía, y toda la industria en general, comienza a interactuar con factores externos que van y vienen, como, por ejemplo, alguna crisis económica o social, como la actual situación que vive el mundo con la expansión del coronavirus, o la COVID-19.

En mercados susceptibles, se hace imperante mejorar el cash flow. Un caso en particular de presiones de cash flow en el sector de alimentación, son las constantes sugerencias de los fabricantes para aumentar sus precios, motivados a un incremento de los costes de materiales y del propio proceso productivo.

Entre otros de los problemas habituales que impactan directamente en el cash flow de toda empresa, se encuentran los gastos operativos y funcionamiento, demandas estacionales, deudas incobrables y márgenes brutos insuficientes, así como un exceso en de inventario, porque al producir en superabundancia, esa mercancía podría pasar mucho tiempo en los anaqueles, estancando el flujo de caja.

Asimismo, otras de las principales causas que evitan mejorar el cash flow en el sector de alimentación tienen que ver con las malas prácticas para establecer precios no acordes con el coste de fabricación, así como también en una previsión de ventas incorrecta. Los propietarios suelen aumentar sus inversiones comerciales y quieren capitalizar la demanda esperada, pero si la demanda esperada nunca se materializa, el negocio enfrenta una pérdida financiera. Este escenario, a menudo, conduce a problemas de cash flow.

 

¿Qué pueden hacer los CFO’s para aliviar la presiones de cash flow en el sector de alimentación?

Los CFO’s, en este tipo de casos, cuando evalúan el rendimiento de sus empresas, han encontrado que los márgenes tienden a reducirse y esto, desde luego, tiene el gran potencial de debilitar la inversión futura. En nuestro artículo ¿De qué forma se pueden mantener los márgenes de rentabilidad en tiempos de coronavirus?, explicamos con más detalle este aspecto.

Todos los desafíos antes mencionados contribuyen a aumentar la presión sobre las finanzas de los fabricantes de alimentos, ya que los CFO’s deciden hacia dónde se dirige mejor la inversión y cómo se puede financiar. Sin embargo, existen soluciones que les ayudan a administrar su flujo de efectivo, como apoyarse en una consultoría especializada en compras, que lleve la función de compras al máximo nivel de optimización para conseguir una mayor rentabilidad del negocio y permita mantener los márgenes de rentabilidad.

 

Una consultora de compras como Avanti Lean emplea comprobadas metodologías de reducción sostenible de costes presentes en el mercado que no solo permiten mejorar el cash flow en el sector de alimentación, sino que también asume el seguimiento de pedidos, control de facturas, reclamaciones e incidencias, así como la gestión con indicadores, que permiten concentrar esfuerzos y minimizar riesgos.

Para resolver problemas con el cash flow, puedes solicitar un estudio personalizado y conocer cómo tu empresa puede, por ejemplo, incrementar los beneficios, porque un asesor experto en la optimización de función de compras se comunicará contigo en la mayor brevedad posible.

Ya que estás interesado en mejorar el cash flow en el sector de alimentación, te invitamos a revisar nuestro canal de vídeos para la gestión de compras y aprovisionamiento empresarial y a suscribirte al Vídeo News Especializado en Reducción de Costes Operativos para Empresas, herramientas en las cuales encontrarás información relevante con las mejores prácticas para mejorar la cuenta de resultados a través de las compras.

Recibe las últimas novedades y consejos

Suscríbete a nuestra newsletter

Sin spam, solo contenido de tu interés

¡Una pregunta muy rápida!

¿Quieres probar nuestra Demo gratuita de la plataforma de compras Avant+?

Prueba Gratis

Inscríbete a nuestro bootcamp de Compras Agile

¡Desde Avanti Lean te becamos el 50%!