Cómo evaluar el desempeño de los proveedores

Evaluar el desempeño de los proveedores

Los procesos de homologación de proveedores se centran en evaluar la situación de un proveedor en todo momento, proporcionando datos fiables que permiten conocer si confiar en ese proveedor es positivo o negativo para la empresa.

A lo largo de este tipo de procesos, se evalúan todo tipo de factores que pueden incidir no sólo en los beneficios de la empresa, sino también en su imagen o en su reputación. Algunos de estos factores son:

  • Fiabilidad de la información

  • Flexibilidad del proveedor

  • Calidad de los suministros

  • Cumplimiento de los plazos de entrega

  • Competitividad y nivel de precios

  • Gestión de crisis

  • Servicio post venta

  • Estabilidad financiera

Si la evaluación de cualquiera de los puntos anteriores resulta no ser beneficiosa para la empresa, y se determina que existe un nivel de riesgo inaceptable para confiar en los productos y servicios de un proveedor, será necesario finalizar la relación contractual con éste cuanto antes.

No disponer de un proceso de homologación de proveedores en tu empresa puede generar drásticas consecuencias de reputación, económicas e incluso legales para tu empresa.

Por lo que respecta a las consecuencias para la reputación de tu compañía, contratar con un determinado proveedor significa que tu empresa depende de la calidad de sus productos y servicios de su proveedor para generar buenas relaciones con sus clientes. Si el producto o servicio que tu proveedor te ofrece descontenta a tus clientes, será la reputación de tu empresa la que se verá afectada.

En cuanto a las consecuencias económicas, están íntimamente relacionadas con las anteriores. Un proveedor conflictivo no sólo es capaz de no producir ningún beneficio para tu empresa, sino incluso pérdidas. En la sociedad en la que vivimos actualmente, los clientes disponen de multitud de canales a través de los cuales pueden transmitir su feedback. Si éste es negativo incidirá directamente en los resultados de tu compañía.

Por último, las consecuencias legales para tu empresa de no disponer de un adecuado procedimiento de homologación de proveedores dependen del sector en el que opere tu empresa, y la legislación aplicable en ese sector. Pero por mencionar un claro ejemplo de estas consecuencias, es tu empresa la responsable administrativa, civil y/o penal de los incumplimientos de sus proveedores de forma directa o indirecta.

Como puede observar, medir el rendimiento de tus proveedores utilizando procedimientos de homologación de proveedores es esencial para reducir el riesgo de sufrir estas consecuencias.

La plataforma de compras de Avanti dispone de un módulo de homologación y evaluación de proveedores que te ayudará a monitorizar y reducir los riegos y al mismo tiempo mejorará las relaciones con tus proveedores.

admin2
Share
This

Deja tu comentario